Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Tendrás problemas con tu seguro de coche si…

Tener un coche y conducirlo supone una gran responsabilidad. Si ocurre cualquier tipo de incidente, es importante ser completamente sincero con el seguro. De lo contrario, la compañía aseguradora está en todo su derecho de rescindir la póliza y, por supuesto, de no abonar la indemnización correspondiente. En determinados casos el fraude puede incluso ser un delito tipificado en el Código Penal, y que por tanto, puede suponer penas de cárcel.

¿Cuáles son los principales problemas que puedes tener con el seguro de coche?

A continuación, te explicamos los principales problemas a los que puedes enfrentarte con el seguro de tu vehículo. Es importante que los conozcas de forma previa a la contratación de la póliza para evitar malentendidos en el futuro.

Conducir después de haber ingerido alcohol o drogas

El alcohol y las drogas son los principales responsables de un alto porcentaje de accidentes de tráfico, muchos de ellos con víctimas mortales. Conducir bajo los efectos del alcohol o de las drogas es muy peligroso. En el ámbito legal, puede suponer multas de más de 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos del carné de conducir.

Si ocurre un accidente de tráfico y das positivo en alcoholemia, debes saber lo siguiente. Las compañías aseguradoras cuentan con una especie de mecanismo de defensa. Se hacen cargo de los gastos derivados de la reparación del vehículo, pero luego reclaman el importe correspondiente.

Para que esto suceda tú como conductor debes conducir con una tasa de alcohol en sangre superior a la permitida por ley: 0,25 gramos por litro. Por lo tanto, conducir bajo los efectos del alcohol es como si no tuvieses póliza.

Llevar a más pasajeros de lo permitido

Ahora bien, ¿qué ocurre si tu coche tiene 5 plazas, viajáis 6 o 7 personas y ocurre un accidente? Ocurre exactamente lo mismo que si conduces bajo los efectos del alcohol: la compañía aseguradora no cubre los gastos derivados de la reparación del vehículo.

No renovar la ITV

La ITV (Inspección Técnica de Vehículos) es obligatoria a partir del cuarto año de vida del vehículo. No pasar la ITV es muy arriesgado ya que te enfrentarás a una multa y, además, en caso de accidente o avería, la compañía de seguros no se hará cargo.

El conducir es una persona menor de 25 años

Los conductores jóvenes, menores de 25 años, lo tienen un poco complicado con los seguros. Si es tu caso y no figuras en la póliza, lo más seguro es que la aseguradora no se haga cargo de los daños, ni propios ni de terceros.

Fuera de pista

Hay determinados vehículos, como los todoterrenos o algunos SUV, que están perfectamente preparados para circular fuera de pista. No obstante, no todas las compañías de seguros cubren este tipo de circunstancias. Si sueles circular por estos terrenos, debes asegurarte de que el seguro que contratas te da la asistencia mecánica que requieres y cubre los gastos ocasionados a causa de un accidente. De lo contrario, tendrás que contratar una póliza especial.

Omisión del deber de socorro

Desatender a una persona herida es considerado delito. Bajo este argumento cualquier compañía aseguradora puede oponerse a cubrir los daños ocasionados en tu vehículo si huyes del lugar del accidente. Aún así, el seguro sí cubre los daños de terceros.

Robo del vehículo

Y, por último, si te roban el coche y el ladrón provoca un accidente, debes saber que la reparación de los daños tanto materiales como personales corren a cargo del Consorcio de Compensación de Seguros. Una vez identificado el culpable, puede exigirle que asuma los daños.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

Te llamamos

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.