Seguros a todo riesgo: ¿una buena opción?

22/07/2021

Cuando hablamos de contratar un seguro para el coche, siempre diferenciamos entre dos tipos de pólizas: a terceros o a todo riesgo. Aunque durante el proceso de decisión el precio es un factor determinante, también hay que valorar otros aspectos, como por ejemplo la gama de coberturas.

El seguro a terceros es la póliza más sencilla y básica, tal y como su propio nombre indica. Es el seguro mínimo que la ley obliga a tener a cualquier vehículo para que éste pueda circular.

Incluye el seguro de Responsabilidad Civil, de manera que cubre única y exclusivamente los datos tanto materiales como personales que el coche provoque a terceros. Por lo tanto, el vehículo asegurado y el conductor quedan excluidos de la protección que ofrece la póliza obligatoria.

¿Qué ventajas ofrece el seguro a todo riesgo?

Teniendo esto en cuenta, resulta mucho más conveniente contratar un seguro de coche a todo riesgo, que ofrece un amplio abanico de coberturas, servicios y asistencias, tanto a terceros como al propio conductor y su vehículo.

Este tipo de póliza incluye una serie de coberturas que sí cubren los daños personales y materiales del vehículo asegurado si se ve involucrado en un accidente, independientemente de si es el causante o no del mismo. Además, aunque no haya terceros implicados, como por ejemplo un golpe a la hora de aparcar, el coche con un seguro a todo riesgo está protegido.

En Generación Plus somos una compañía aseguradora de plena confianza y calidad, en la que te ofrecemos un seguro a todo riesgo para tu vehículo con una gran selección de coberturas para que puedas dormir tranquilo.

Todos los daños en el vehículo están cubiertos y, además, tienes total libertad para elegir el taller donde quieres repararlo. A esto hay que sumar que, si en algún momento te quedas tirado en la carretera, la póliza también incluye la asistencia en viaje.

Aunque hay muchas compañías aseguradoras que no incluyen la asistencia sanitaria en el seguro a todo riesgo del vehículo, nosotros sí. También la rotura de lunas y los daños por incendio y explosión. ¡Y no hay que olvidar la indemnización por robo!

Y, por último, también te ofrecemos asistencia en caso de multas de tráfico. No somos un robot comparador ni un buscador, sino un gran equipo de profesionales con formación y experiencia en el sector de los seguros que queremos ayudarte.

¿Seguro a todo riesgo con o sin franquicia?

A la hora de contratar un seguro para tu vehículo, una de las primeras decisiones que debes tomar es la de si te interesa una póliza con o sin franquicia.

La franquicia es una cuantía económica que pactas con la empresa aseguradora, y por la que, en caso de siniestro, vas a tener que responder. Es decir, si tienes una franquicia de 300 euros y el coste de reparación por siniestro es de 1.000 euros, tú pagas 300 euros y la aseguradora los 700 euros restantes.

Como resulta lógico, el seguro a todo riesgo con franquicia es más barato, aunque debes tener en cuenta que, en caso de siniestro, debes asumir el importe pactado. Cuanto mayor sea la franquicia, la prima de la póliza es más económica. Ahora bien, las primas son exactamente iguales en un seguro a todo riesgo con o sin franquicia.

No hay una respuesta universal sobre si es mejor un seguro con o sin franquicia. Si por ejemplo solo usas el coche un par de veces al mes porque en ciudad te mueves en transporte público, el seguro con franquicia puede ser una buena opción. Si, en cambio, coges el coche a diario, la probabilidad de sufrir un siniestro es mucho más alta, así que lo más conveniente es escoger un seguro sin franquicia.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.