Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Qué pasa si le dejo el coche a un amigo y tiene un accidente?

Si tienes un coche que le dejas a un amigo y tiene un accidente, ¿qué ocurre? Puedes estar tranquilo porque el seguro también cubre estos daños, aunque debes reunir una serie de requisitos. Por lo general, las pólizas incluyen a conductores ocasionales, siempre y cuando tengan una edad igual o superior a 26 años, y se hayan sacado el carnet de conducir hace al menos 2 años. Por supuesto, siempre exceptuando aquellos casos en los que se detecten drogas o exceso de alcohol, incluso si estas sustancias no han sido las responsables del accidente.

Los diferentes casos que pueden darse

Esta es una situación muy habitual: amigos que se intercambian el volante en viajes largos, padres que les prestan el coche a sus hijos, amigos que dejan el coche a otros por haber bebido demasiado en una noche de fiesta… Pero, ¿qué ocurre si estas personas tienen un accidente con tu coche? Te explicamos las distintas situaciones que pueden darse.

  • Mayor de 26 años y en posesión del carnet de conducir desde hace al menos 2 años: este es el caso ideal, en el que no tendrás ningún tipo de problema. Se trata del supuesto más favorable de todos, siempre y cuando la persona al volante no conduzca bajo los efectos del alcohol o de las drogas. La compañía aseguradora cubre la totalidad de los costes.
  • Mayor de 26 años pero conduciendo bajo los efectos del alcohol o las drogas: en un principio, la compañía responsable del seguro se hace cargo del siniestro. No obstante, luego te reclamará todos los gastos ya que no los cubre en caso de alcohol o drogas.
  • Mayor de 26 años pero sin carnet de conducir: aún no estando bajo los efectos de alcohol o las drogas, la situación es exactamente la misma que en el punto anterior. En un primer momento la aseguradora se hace cargo del siniestro, pero luego te reclamará el importe económico.
  • Menor de 26 años: si el conductor es menor de 26 años, es el peor caso de todos. Independientemente de si tiene el carnet de conducir y/o si conduce bajo los efectos del alcohol o las drogas, serás tú quien deba ocuparse de todos los gastos derivados del accidente.

Por lo tanto, debes tener especial cuidado con a quién le dejas tu coche. Siempre y cuando la otra persona tenga más de 26 años y esté en posesión del carnet de conducir, no tendrás ningún tipo de problema con la compañía aseguradora. Por supuesto, si el conductor no va al volante bebido y/o drogado.

Aun así, las compañías aseguradoras tienen la obligación de cubrir los daños a terceros. Por lo tanto, el problema se daría en un seguro a todo riesgo. Es por ello que lo mejor es que nunca dejes el coche a un conductor menor de 25 años que no forme parte de la póliza. Tal y como hemos explicado, en estos casos las aseguradoras no se hacen responsables de reparar los daños que haya sufrido tu vehículo.

El familiar o el amigo al que le has dejado tu coche está cubierto en este supuesto. Sin embargo, es importante que leas todas las cláusulas del contrato y, si tienes cualquier tipo de duda, preguntar directamente a la compañía aseguradora. Aunque la regla general son 26 años, hay algunas que exigen 27 o incluso 30 años.

Esto es todo lo que debes saber sobre qué pasa si le dejas un coche a un amigo y tiene un accidente. Esperamos haber resuelto todas tus dudas.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

Te llamamos

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.