¿Qué hago si tengo un siniestro con el coche?


En base a la normativa vigente, el Seguro de Responsabilidad Civil es obligatorio para todos los vehículos que se encuentren dados de alta en Tráfico. Por lo tanto, a lo que te obliga la ley si eres propietario de un vehículo es a contratar un seguro a terceros. No hacerlo conlleva una sanción de entre 600 y 2.600 euros por parte de la DGT.  

¿Seguro a terceros o a todo riesgo? Lo mejor es ir paso más allá de lo que obliga la ley y contratar un seguro a todo riesgo, que ofrece muchas más coberturas. La principal diferencia entre ambos es que el seguro a terceros, tal y como su propio nombre indica, únicamente cubre los daños a terceros, mientras que el seguro a todo riesgo cubre tanto los daños a terceros como los propios. 

Las coberturas básicas de un seguro a todo riesgo son las siguientes: daños propios del vehículo y el conductor, responsabilidad civil ampliada, rotura de lunas, asistencia en carretera, incendio y robo del vehículo y defensa jurídica y reclamaciones de daños. 

Casos en los que el seguro a todo riesgo no cubre los daños 

A la hora de contratar una póliza de este tipo debes saber que hay determinadas circunstancias en las que la compañía aseguradora no cubre los daños. 

Nunca aseguradora se va a ocupar de los daños propios en el vehículo sin conducías bajo los efectos del alcohol o de las drogas en el momento del accidente. Tampoco lo va a hacer cuando en el vehículo viajan más personas de los pasajeros permitidos.  

Por supuesto, un seguro a todo riesgo tampoco cubre los daños provocados de manera voluntaria por el asegurado si así lo determinan los peritos. 

Conducir sin la ITV en vigor no es una buena idea porque, además del riesgo de multa, en caso de accidente la compañía aseguradora no va a ocuparse de los daños.  

Y, por último, en caso de catástrofe (inundación, terremoto, huracán, erupción volcánica…) es el Consorcio de Compensación de Seguros el que se encarga de todo. 

Pasos a seguir si tienes un siniestro con el coche 

Si tienes un siniestro con el coche, lo primero y más importante es asegurarte que es seguro salir de él. Ponche el chaleco reflectante, baja del vehículo, coloca los triángulos de emergencia en el lugar adecuado y comprueba el estado en el que se encuentra el conductor del otro vehículo implicado.  

Si no hay heridos, siempre y cuando la otra parte se muestre colaborativa, lo mejor es cubrir el parte amistoso del accidente. También es recomendable que tomes fotos y vídeos de ambos vehículos, desde diferentes ángulos y con el máximo nivel de detalle posible. 

Una vez tengas el parte amistoso, ponte en contacto con nosotros para que nos ocupemos de todo. Lo remitiremos a la compañía aseguradora y en cuanto ésta dé el visto bueno, te avisaremos para que lleves el vehículo al taller. 

Con Generación Plus no tienes de qué preocuparte. Somos una correduría de seguros de plena confianza y calidad.  Contamos con un Departamento de Siniestros que controla todo el desarrollo y evolución del siniestro hasta su finalización.  

No somos un robot ni un buscador, sino un gran equipo de profesionales dispuestos a ayudarte. Te ayudaremos a buscar el mejor seguro a terceros o a todo riesgo en base a tus necesidades. Trabajamos con las principales compañías de seguros de España y te ofrecemos toda la protección y seguridad para que estés tranquilo.  






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.