¿Qué cubre un seguro a terceros?

29/07/2021

A la hora de contratar un seguro para el coche, hay dos grandes alternativas disponibles: a todo riesgo o a terceros. Aunque, en líneas generales, una póliza a todo riesgo siempre es más conveniente, lo ideal es analizar de forma detallada el uso que le das al vehículo para saber cuál de los dos tipos de seguro es más adecuado para ti.

Según la normativa vigente en España, está terminantemente prohibido circular sin la Responsabilidad Civil Obligatoria. Por lo tanto, el seguro a terceros es la póliza básica a la que obliga la ley. Cubre los daños tanto materiales como personales que puedas causar a terceros cuando seas responsable de un accidente.

En lo relativo al límite económico que fija la compañía aseguradora, la cuantía está regulada por Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a Motor. Ahora bien, tú tienes la posibilidad de ampliar la responsabilidad Civil Obligatoria y aumentar el límite económico impuesto por ley. En este caso, sí depende de la aseguradora.

Seguro a terceros ampliado: coberturas

Una de las coberturas más interesantes por las que merece la pena ampliar el seguro a terceros básico es el de los daños personales. No hay ninguna duda en que, cuando se produce un accidente de tráfico, las personas son lo más importante. Pues bien, con esta cobertura puedes disfrutar de asistencia médica para ti y el resto de los pasajeros del vehículo. Además, incluye indemnizaciones en caso de invalidez permanente o de fallecimiento.

Muchas veces un accidente de tráfico deriva en un proceso legal que requiere de asistencia y defensa jurídica. Esta es otra de las coberturas que puedes incluir, de modo que la compañía aseguradora asuma los gastos de defensa y fianzas. Además, pone a tu disposición sus servicios legales o, en caso de que no los tenga, te abona los gastos de honorarios del abogado que hayas contratado.

Diferencias entre el seguro de coche a terceros básico y ampliado

Hay tres garantías que diferencian ambos tipos de pólizas. Por un lado, la rotura de lunas. Con el seguro a terceros ampliado está incluida la reparación, reposición y colocación de estas. Por otro lado, cubre los daños que se den en el vehículo si sucede una explosión o un incendio. Y, por último, en caso de robo del vehículo o de alguno de sus componentes, la compañía aseguradora ofrece una indemnización por el valor de su adquisición.

¿Cuándo conviene contratar un seguro a terceros?

Hay algunos casos en los que un seguro a terceros puede estar más recomendado. Por ejemplo, si tu coche ya tiene varios años o es de segunda mano, y no compensa incluir coberturas que cubran su pérdida parcial o total. También si utilizas poco el vehículo y, por lo tanto, el riesgo al que te expones sea menor.

Ahora bien, en este último caso también tienes la posibilidad de contratar un seguro a todo riesgo con franquicia. Para explicarlo de una forma sencilla, si como asegurado tienes una franquicia de 400 euros y el coste de reparación por un siniestro es de 1.000 euros, tú pagas 400 euros y la compañía aseguradora los 600 restantes. Cuanto mayor sea la franquicia, la prima del seguro es más barata.

Si estás interesado en contratar un buen seguro de coche, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros. En Generación Plus somos una compañía aseguradora de calidad y confianza, en la que te hablamos de tú a tú. Estarás encantado de tener una póliza sin letra pequeña y a un equipo de profesionales a tu entera disposición.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.