Los mejores trucos para arrancar bien el coche cuando hace frío y evitar averías

Ya sea porque vives en una zona fría o porque estás pensando en hacer un viaje a un lugar con una clima extremo, nunca está de más conocer algunos trucos para arrancar adecuadamente el coche cuando hace frío y evitar cualquier tipo de avería. 

¿Cómo arrancar el coche cuando hace frío?

Aparatos apagados

Como resulta lógico, todos los aparatos del interior del vehículo deben quedar apagados para evitar el gasto innecesario de batería. Hay que recordar que arrancar el coche en frío supone un esfuerzo extra para la batería. Por lo tanto, antes de bajarte del coche, haz una serie de comprobaciones: asegúrate de que el mando de los limpiaparabrisas está desconectado, apaga las luces tanto interiores como exteriores, y apaga la calefacción. 

Girar la llave

Continuamos prestando especial atención a la batería. Cabe recordar que es uno de los elementos más importantes de cualquier vehículo, más aún cuando las condiciones climatológicas son extremas. Por lo tanto, debes evitar forzar la batería en exceso. Gira la llave y espera como máximo 5 segundos a que el motor arranque. Si no lo hace, espera medio minuto y vuelve a intentarlo. La batería da su máxima fuerza durante los primeros segundos, y luego va perdiéndola poco a poco. Por lo tanto, si a los 5 minutos no arranca, deja que descanse.

Combustible

En cuanto al combustible, como conductor debes saber que el diésel de congela al alcanzar bajas temperaturas. Por esta razón, si vives en una zona con frío extremo es conveniente que añadas anticongelante. Si en cambio tu coche es de gasolina no tienes de qué preocuparte porque su punto de congelación es de 100 grados bajo cero.

Aceite

El aceite es el elemento más importante para que el motor funcione de forma adecuada. Una buena opción si vives en una zona con un clima muy frío es elegir un aceite multigrado, que se adapta de manera precisa a la temperatura exterior para mejorar el arranque. 

Pisar el embrague

Este es uno de los trucos más sencillos y efectivos que existen para arrancar el coche cuando hace mucho frío. A la hora de arrancar el vehículo, pisa el embrague. De esta manera consigues que el motor de arranque tenga que mover menor peso a la hora de poner en marcha el motor. Es un hábito que deberías tomar como conductor, incluso en circunstancias normales ya que el motor de arranque se desgasta mucho menos. 

Dejar calentar

Una vez has conseguido que el coche arranque, deja el vehículo al ralentí durante unos minutos. Si las temperaturas son muy frías y ha estado varias horas en la calle, mantén el motor en marcha y sin moverse unos 5 minutos. Una vez en marcha, no pises el acelerador a fondo para evitar un desgaste prematuro.

Aparcar

Aunque no se le de tanta importancia, lo cierto es que el lugar donde aparcas el coche, sobre todo cuando hace mucho frío, es esencial. Si debes dejar el coche en la calle, procura aparcarlo en un lugar donde esté protegido del viento. En caso de que no sea posible, es mejor ponerlo de espaldas al viento en lugar de frente. Si es de noche, procura aparcar el vehículo justo debajo de una farola. 

Si a pesar de seguir estas recomendaciones básicas, tu vehículo sufre cualquier tipo de avería, en Generación Plus te prestamos un servicio 24/7 excepcional. Somos una compañía de seguros de calidad y confianza que te ofrecemos un seguro de automóvil con el que te sentirás 100% protegido.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

Te llamamos

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.