Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Invierno al volante, precaución constante

El invierno es la época del año más peligrosa para conducir ya que en muchos casos las condiciones climatológicas son adversas y peligrosas: viento, lluvia, heladas, nieve… Por ello, es muy importante poner a punto el vehículo antes de salir a la carretera y, sobre todo, tener en cuenta una serie de consejos prácticos para conducir en invierno de manera segura.

¿Cómo preparar el coche para viajar en invierno?

Lo primero y más importante antes de salir a la carretera es preparar el coche para viajar en invierno. Es fundamental que lleves todos y cada uno de los objetos necesarios: juego de luces de repuesto, rueda de emergencia, chaleco y triángulos. Además, en esta época del año es muy conveniente que lleves guantes, una manta, el depósito lleno, un kit de primeros auxilios, agua y una linterna.

El anticongelante en esta época del año juega un papel muy importante ya que protege el circuito de refrigeración ante las heladas. En cuanto a los neumáticos, es esencial que los revises antes de viajar. Evalúa tanto el dibujo como la presión de las gomas. Además, en invierno nunca está de más llevar unas cadenas en el maletero.

Aunque lo ideal durante la temporada invernal es llevar neumáticos de invierno, esto es algo que solo suelen hacer quienes viven en zonas muy frías o de montaña. Si no tienes este tipo de neumáticos, te recomendamos llevar siempre un juego de cadenas y, sobre todo, aprender cómo se montan. Las cadenas se montan siempre en el eje motriz, de forma que una de las primeras cosas que debes saber es si tu coches de tracción trasera o delantera. Si es un vehículo de tracción total y únicamente tienes un juego de cadenas, lo mejor es montarlas en el eje delantero.

Respecto a la batería, comprueba que el nivel de carga es el correcto antes de salir. Recuerda que el frío descarga las baterías ya que su temperatura óptima para funcionar es de 25ºC. Por lo tanto, es muy conveniente que lleves pinzas.

Si notas que los limpiaparabrisas hacen ruido al funcionar o dejan surcos, es el momento de cambiarlos. Rellena el depósito con detergente y, si lo deseas, puedes añadirle un poco de anticongelante rebajado.

¿Cómo conducir en invierno?

Antes de salir de viaje en invierno debes informarte sobre el estado en el que se encuentran las carreteras. Acude a fuentes oficiales para saber si hay vías cortadas o con riesgo potenciales de nevadas. Si la previsión meteorológica no es buena, quizá sea mejor anular o posponer el viaje.

Una vez en la carretera, si las condiciones meteorológicas no son óptimas, es mejor evitar el cambio de carril y los adelantamientos si no son totalmente imprescindibles. Además, si está nevando o lloviendo, continúa el trazo de las roderas de otros vehículos para que te resulte más sencillo seguir el recorrido de la carretera. En ningún caso des volantazos y frenazos bruscos. Lo mejor en esta época del año es conducir con suavidad.

Si a pesar de adoptar todas las medidas de precaución te quedas atrapado por la nieve, recuerda hacer lo siguiente: permanecer en el interior del vehículo en todo momento, mantener el motor encendido para tener la calefacción puesta, abrir cada cierto tiempo las ventanillas para renovar el aire, comprobar que la salida del tubo de escape está libre y sintonizar la radio para mantenerte al tanto de la predicción del tiempo y el estado de las carreteras.

Ahora que conoces cómo poner a punto el vehículo y cómo debes conducir en invierno, es el momento de poner estos consejos en práctica para no tener ningún problema en carretera.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

Te llamamos

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.