En la planificación de las vacaciones, prioriza tu tranquilidad

Para disfrutar al máximo de unos días de descanso, es fundamental tener la seguridad de que cualquier tipo de incidencia que ocurra va a estar cubierta. El seguro de vacaciones es una de las pólizas más demandadas durante los meses de verano, el cual ofrece una serie de coberturas básicas y otras que se pueden contratar de manera opcional. Además, en función del destino, se puede contratar un seguro para España, Europa o el resto del mundo.

Seguro que al organizar un viaje sólo piensas en lo bien que lo vas a pasar durante las vacaciones. Pero son muchas las situaciones que pueden presentarse y convertir unos días de disfrute y relax en una auténtica pesadilla: se pierde el equipaje, se cancela el vuelo, sufres un accidente… Para que no tengas que preocuparte de nada, el seguro de vacaciones ofrece un amplio abanico de coberturas.

¿Qué cubre el seguro de vacaciones?

Una de las principales garantías de esta póliza es la asistencia médica, que ofrece cobertura en caso de que el asegurado se enferme o sufra un accidente durante su estancia en el destino elegido. La mayoría de las compañías aseguradoras cubren el desplazamiento y alojamiento de un acompañante del asegurado si éste requiere de hospitalización, la prolongación de la estancia por una enfermedad o un accidente, el traslado o la repatriación del asegurado y su acompañante, el retorno anticipado, el servicio de traducción y la coordinación de servicios asistenciales.

La pérdida o robo del equipaje es una de las coberturas más interesantes. Se trata de una garantía mediante la cual la compañía aseguradora le da al asegurado una indemnización en caso de que su equipaje se pierda o sufra algún daño durante el viaje. En el caso de que el equipaje sea sustraído en la habitación del hotel o en el interior de un vehículo, algunas compañías aseguradoras también garantizan la indemnización al asegurado.

A esto hay que sumar la cobertura por demora para que cuando el desplazamiento, por ejemplo, el avión, se retrasa, el asegurado pueda recibir una indemnización por los gastos de alojamiento, la compra de artículos de primera necesidad y los gastos del uso de otro medio de transporte en caso de que sea necesario.

El seguro de vacaciones también ofrece garantías de accidente para que el asegurado esté cubierto en caso de invalidez permanente, o sus familiares en caso de fallecimiento.

Otra cobertura que puede resultar muy útil es la de la cancelación o anulación del viaje. Con ella, el asegurado puede cancelar sus vacaciones sin ningún tipo de coste, siempre y cuando la causa aparezca recogida en las condiciones generales de la póliza. Los motivos por los que las compañías aseguradoras permiten anular un viaje son: accidente o fallecimiento del asegurado o de un familiar, citación para una intervención quirúrgica, enfermedad…

Y, por último, la Responsabilidad Civil y Defensa Jurídica fuera del territorio nacional. Con esta cobertura, el asegurado puede recibir asesoramiento jurídico por teléfono y tener cubiertos los gastos de defensa legal y el anticipo de la fianza judicial.

Del mismo modo que el resto de las pólizas, el seguro de vacaciones también tiene algunas exclusiones que conviene conocer de antemano. Las compañías aseguradoras no se hacen cargo de los incidentes que tengan lugar como consecuencia de una enfermedad preexistente, excepto cuando la vida del asegurado corre peligro. Tampoco los estados producidos por la ingestión de sustancias o alcohol. También quedan fuera de la cobertura todos aquellos siniestros que haya provocado el propio asegurado.

En Generación Plus somos una correduría de seguros en la que podemos ayudarte a encontrar el mejor seguro de vacaciones para ti.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.