Consejos útiles para contratar un seguro de automóvil

En base a la normativa vigente, todos los vehículos dados de alta en tráfico deben tener obligatoriamente un seguro de responsabilidad civil. Conocido popularmente como seguro a terceros, es una póliza que únicamente cubre los daños tanto materiales como personales causados a terceros en caso de siniestro.

El seguro obligatorio única y exclusivamente cubre la responsabilidad civil del conductor frente a terceros. Por lo tanto, si tú provocas un incidente, la compañía aseguradora afrontará los gastos derivados de la reparación del otro vehículo, así como de indemnizar a los ocupantes, tanto a quienes iban contigo como a las personas del coche contrario. Ahora bien, este seguro en ningún caso correrá con los gastos de la reparación de tu vehículo ni te indemnizará por las lesiones que hayas podido sufrir.

Coberturas

Aunque la ley sólo obliga a contratar un seguro a terceros, lo mejor es contar con uno a todo riesgo, que ofrece una gran selección de coberturas, asistencias y servicios tanto al conductor como a su vehículo.

El seguro a todo riesgo incluye coberturas que cubren los daños personales y materiales del vehículo asegurado en caso de siniestro, también si no hay terceros implicados. Todos los daños están cubiertos y, además, como asegurado puedes elegir el taller donde quieres reparar tu coche. Además, esta póliza incluye la asistencia en viaje por si en algún momento te quedas tirado en la carretera.

Además de las coberturas básicas, hay varias adicionales que puedes contratar si lo deseas, como la rotura de lunas y los daños de incendio y explosión. También existe una cobertura adicional de indemnización por robo.

Con o sin franquicia

No existe una respuesta universal acerca de si es mejor contratar un seguro con o sin franquicia ya que depende del uso que hagas del vehículo. La franquicia es una cantidad económica que tú pactas con la compañía aseguradora, y por la que vas a tener que responder en caso de siniestro. Dicho de una forma sencilla, si como asegurado tienes una franquicia de 300 euros y el coste de la reparación por un siniestro asciende a 1.000 euros, tú pagas 300 euros y la aseguradora los 700 euros restantes.

Algo muy importante a tener en cuenta es que las coberturas son exactamente las mismas con o sin franquicia. Si no utilizas tu coche muy a menudo y eres un conductor prudente y responsable, puedes contratar un seguro con franquicia para pagar menos de prima.

Derecho de desistimiento

Una vez firmas el contrato con la compañía aseguradora, tienes un plazo de 14 días para poder anularlo de forma unilateral. Es lo que se conoce como derecho de desistimiento, y puedes hacer uso de él notificando a la aseguradora un escrito en el que explicas la decisión de romper el acuerdo.

Fechas

Cuando contratas un seguro de automóvil firmas un acuerdo anual con la compañía aseguradora. Si quieres anularlo, tienes que cancelar la póliza con, como mínimo, 30 días de antelación. La ley establece lo siguiente: "Las partes pueden oponerse a la prórroga del contrato mediante una notificación escrita a la otra parte, efectuada con un plazo de, al menos, un mes de anticipación a la conclusión del período del seguro en curso cuando quien se oponga a la prórroga sea el tomador, y de dos meses cuando sea el asegurador".

Si quieres contratar una póliza de coche sin letra pequeña, en Generación Plus somos una correduría de seguros de compañía y calidad. Te hablamos de tú a tú y te ofrecemos un servicio profesional. Para cualquier consulta, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.