Consejos contra las colisiones con animales

Según un estudio elaborado recientemente por RACE, el 88% de los conductores españoles se han encontrado en al menos una ocasión con un animal en mitad de la vía, como jabalíes o caballos. Se trata de una situación relativamente común en carreteras secundarias y que, de no saber reaccionar, puede tener consecuencias catastróficas tanto para el conductor como para el animal. Los riesgos al volante son muy amplios, y los más comunes son los siguientes: frenazo, volantazo, salida de la vía e incluso la necesidad de invadir el carril contrario. Teniendo todo esto en cuenta, es importante conocer una serie de consejos contra las colisiones con animales en la calzada.

Velocidad

Como resulta lógico, en ningún caso se puede circular por encima de la velocidad máxima permitida. Pero, además, en tramos donde puede haber animales sueltos hay que reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad con el vehículo que circula delante. Si en algún momento hay que pasar al lado del animal, especialmente si es salvaje, hay que hacerlo lentamente ya que nunca se sabe cómo puede reaccionar.

Volante

Uno de los mejores consejos para evitar colisiones con animales, es el de sujetar el volante fuertemente. Dar un volantazo puede provocar un accidente, así que es importante hacer todo lo posible por detener el coche de manera controlada.

Tranquilidad

Cruzarse con un animal en la carretera no es una situación muy agradable, pero es esencial mantener la calma. Nunca hay que tocar el claxon con brusquedad porque podría asustarse y abalanzarse sobre el vehículo. Tampoco es una buena idea deslumbrar al animal. Si el conductor circula de noche con la luz de carretera (larga); lo mejor es cambiar a la luz de cruce.

Ahora bien, si no se aparta se pueden dar toques de claxon muy suaves. Si aún así continúa ocupando la vía, lo más recomendable es llamar a las autoridades para que se hagan cargo.

Accidente

Hay ocasiones en las que, por mucho que se pongan en práctica todas las medidas preventivas, es inevitable que se produzca un accidente. Si es así, una vez se ha producido el choque, lo primero es garantizar la propia seguridad del conductor y del resto de pasajeros del vehículo. Si es posible, conviene colocar el vehículo en el arcén.

Si obstaculiza la circulación, hay que señalizar el accidente. Para ello, hay que ponerse el chaleco reflectante y bajar del vehículo con mucho cuidado para colocar los triángulos de emergencia. Lo más probable es que el animal se encuentre herido y sea peligroso, así que no es aconsejable acercarse a él. Luego, se debe avisar a los servicios de emergencia.

Dar parte al seguro

Una vez pasado el susto, toca dar parte al seguro.

Si el accidente se produce por el atropello de una especie de caza mayor, la culpa es del conductor, siempre y cuando la zona donde se ha producido el percance cuente con la señalización específica.

Si se trata de un animal doméstico, como un perro o un gato, la compañía aseguradora cubre los daños materiales si el conductor tiene contratado un seguro a todo riesgo.

¿Y si el accidente se produce al tratar de esquivar al animal? La culpa es 100% del conductor, de forma que si no tiene contratada una póliza a todo riesgo, es él quien debe hacer frente a todos los gastos.

En Generación Plus somos una compañía aseguradora de plena confianza. Puedes contactar con nosotros para contratar un buen seguro para tu vehículo. Te ofrecemos un amplio abanico de pólizas que se adaptan a tus necesidades.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.