¿Conduces una moto? Tres cosas sobre tu seguro que debes saber

Del mismo modo que cuando te pones al volante de un coche, es muy importante que a la hora de conducir una moto contrates un seguro que se adapte 100% a tus necesidades. Lo primero es el uso que le vas a dar: ¿La utilizas a diario para ir al trabajo? ¿Sólo de vez en cuando para moverte por la ciudad? ¿O usas la moto para practicar deporte? Partiendo de esta base, debes tener en cuenta que las coberturas y el precio de la póliza dependen en gran medida de la cilindrada de la moto, así como del coste de sustitución y reparación de las piezas.

Tipos de seguros de motos

Como propietario de una moto tienes la obligación de contratar un seguro de Responsabilidad Civil. Sin embargo, teniendo en cuenta los riesgos implícitos que supone conducir un vehículo de este tipo, es muy recomendable contratar otras coberturas adicionales.

  • A terceros: es la póliza más básica de todas. Incluye la cobertura de Responsabilidad Civil. Cubre los daños tanto personales como materiales a terceros, pero nunca los tuyos propios. En función de la compañía aseguradora, también puede estar cubierto el pasajero que acompaña al conductor en la motocicleta. El seguro a terceros también cubre la defensa jurídica.
  • A terceros ampliado: tal y como su propio nombre indica, se trata de una póliza que va un paso más allá del seguro básico obligatorio. Además de la Responsabilidad Civil también cubre diferentes siniestros como el incendio o el robo. Por lo tanto, si pierdes parcial o totalmente la moto por alguno de estos siniestros, la aseguradora se hará cargo de la indemnización.
  • A todo riesgo: y, por último, el seguro más completo de todos. Ofrece protección y cobertura tanto a la moto como a ti como propietario y motorista. Aunque el precio es más alto, es el que más compensa por tu tranquilidad y seguridad.

Cilindrada y modelo

Las compañías aseguradoras analizan con detalle el índice de siniestralidad de la moto que quieres asegurar. Hay modelos con mayor siniestralidad que otros, de forma que, si el tuyo ha demostrado en las estadísticas que tiene más probabilidades de sufrir un accidente, la prima será mayor. Este es el motivo por el que hay motos que tienen la misma cilindrada y sus características son similares, y los precios son diferentes.

En lo que respecta a la cilindrada, lo lógico es pensar que cuanto más alta sea, más caro será el seguro. Esta es la regla general, aunque existen excepciones. Y es que las motos de alta cilindrada suelen estar pilotadas por conductores con una gran experiencia, así que la compañía aseguradora puede considerar que el riesgo de accidente es más bajo.

Daños de los neumáticos

Y, por último, cuando los motoristas van a contratar un seguro una de las primeras preguntas que plantean es la de si los daños de los neumáticos están cubiertos. Pues bien, en caso de siniestro es habitual que los neumáticos se deterioren. En este caso, la póliza a todo riesgo sí cubre los gastos de sustitución o reparación, siempre y cuando no sean el único elemento de la moto que se ha deteriorado.

Esto es todo lo que debes saber sobre el seguro de moto. En Generación Plus somos una compañía aseguradora de confianza y calidad que te ofrecemos un amplio abanico de coberturas. No somos un robot ni un comparador, sino una compañía formada por un gran equipo de profesionales dispuestos a ayudarte. Para cualquier tipo de duda o consulta, ponte en contacto con nosotros. Te hablamos de tú a tú, de forma cercana, ¡y sin letra pequeña!






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.