Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Ahorrar no es solo guardar sino saber gastar

Para disfrutar al máximo de la jubilación, es importante no perder poder adquisitivo, o lo que es lo mismo, mantener la calidad de vida. Para ello, es de suma importancia comenzar a ahorrar con antelación. De esta forma, puedes asegurarte de que después de dar por finalizada tu vida laboral vas a poder hacer frente a gastos inesperados sin ningún tipo de problema y seguir teniendo una serie de comodidades.

¿Cómo ahorrar para la jubilación?

A continuación, hemos recogido los principales sistemas de ahorro para la jubilación.

Plan de Ahorro Sistemático (PIAS)

Este sistema de ahorro fue creado por la Ley del IRPF. Tiene como principal objetivo la creación de un instrumento de ahorro de forma sistemática para aquellas personas cuyas rentas están exentas del pago de impuestos. Los únicos requisitos es que se mantenga durante más de 5 años y se perciba como renta vitalicia. El límite máximo de aportación se sitúa en los 8.000 euros al año, y las primas acumuladas en ningún caso pueden ser superiores a los 240.000 euros por contribuyente. Se puede rescatar tanto de forma total como parcial desde el primer momento, aunque en este caso se pierde la exención fiscal.

Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo (SIALP)

La ley 26/2014 modificó la Ley del IRPF vigente hasta entonces. Un nuevo instrumento de ahorro destinado a pequeños inversores. En este caso, la aportación debe ser igual o menor a los 5.000 euros al año. En cuanto a la disposición, solo puede darse como capital por el importe global del plan, en ningún caso cabe la posibilidad de disposiciones parciales. Se garantiza el rescante de al menos el 85% del dinero invertido. Los rendimientos de este instrumento están exentos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, siempre y cuando se rescate después de 5 años.

Planes de Previsión Asegurados (PPA)

Este tipo de sistemas de ahorro se regulan por la Ley 46/2002, de Reforma Parcial del IRPF. Es un contrato de seguro que consiste en el pago de un determinado capital garantizado en el momento de la jubilación. No se puede rescatar de forma anticipada, excepto si se acreditan una serie de situaciones: desempleo de larga duración o enfermedad grave. En estos casos, el rescate no tiene ningún tipo de penalización.

Unit Linked

No se trata específicamente de un producto de ahorro, sino de inversión. Como tomador del seguro asumes todo el riesgo derivado de la inversión. En este caso, no se establece ningún tipo de límite en las aportaciones y, además, puedes disfrutar de plena disponibilidad sobre ellas.

En la actualidad, existen otras muchas modalidades de ahorro: Seguros de Capital Garantizado, Rentas Vitalicias y Temporales, Seguros de Rentas, etc. A la hora de contratar alguno de estos instrumentos para tener una buena calidad de vida después de la jubilación, es importante que se adapte de forma precisa a tus necesidades circunstancia concretas, tanto en el presente como en el futuro.

Es por ello que resulta de especial interés contratar los servicios de personas especializadas en este ámbito, con una gran formación y experiencia en los instrumentos de ahorro para la jubilación. Profesionales de confianza y calidad que te atenderán de tú a tú, de forma totalmente personalizada. Analizarán con detalle tus necesidades presentes y futuras, y te propondrán la contratación del sistema que mejor se adapta a ti.

Así puedes estar 100% seguro de que realmente disfrutarás de la jubilación, con un respaldo económico sostenible y que te permitirá tener una calidad de vida fantástica.






Habla con nosotros

Solicita gratis tu presupuesto

Te llamamos

¿Dónde estamos? Encúentranos

Solicita más información

De Lunes a Jueves 09:30 a 19:00 horas.
Viernes 09:00 a 15:00 horas.